Portaequipajes Agregados

En época de vacaciones se suele agregar a los vehículos portaequipajes abiertos tipo parrilla, donde se sujetan distintos elementos de forma irregular, esto atenta con el desplazamiento normal del automóvil y puede provocar accidentes al perder el control de la unidad. El techo del automóvil moderno tiene un diseño que ayuda a mantener la trayectoria sin vibraciones por la influencia del aire sobre el mismo.

En el caso del portaequipaje agregado este trabaja de manera perjudicial sobre vehículo provocando vibraciones, desplazamientos laterales, mayor consumo de combustible y desgaste de neumáticos al tener que forzar el volante para poder mantener en línea recta. Es caso de tener que obligadamente hacer uso del portaequipaje colocar este de manera que quede 6 a 8 centímetros de luz entre este y el techo para permitir la circulación del aire y equilibrar de manera regular los bultos de mayor a menor hacia la cola del automóvil.

Son recomendables los portaequipajes cerrados que ya cuentan en su diseño canales difusores de aire y son más seguros.