Cosas que tenemos que saber sobre las bonificaciones de los seguros de coche

 

Las compañías ofrecen la bonificación en sus seguros como un reclamo para atraer clientes, ya que a todos nos gustaría tener bonificaciones que en el caso de algunas compañías llegan al 65%, lo que significa que de alcanzarlas pagaríamos menos de la mitad por el seguro de nuestro coche.

Pero no todo es tan bonito en lo referente a estas bonificaciones, que se aplican a los buenos conductores, es decir, a los que no dan partes culpables. Y es que antes de cambiar de compañía por las bonificaciones, lo primero que tenemos que saber es en cuánto tiempo se alcanzan.

Esto es algo fundamental, ya que de nada sirve una bonificación de más del 50% si vamos a tardar 15 años en alcanzarla, por lo que puede que nos salga más a cuenta irnos a una compañía que nos ofrezca el 30% pero en la que tardemos 5 años en conseguirla.

Lo segundo que tenemos que saber es si la bonificación se aplica en todos los seguros. Es muy común que la máxima bonificación se aplique a los seguros a todo riesgo (los más caros) y no se aplique a los seguros a terceros, por lo que si pasamos de uno a otro podemos perder una buena parte de este descuento.

Lo tercero es saber lo que nos penaliza este descuento. Hay compañías que nos penalizarán incluso por llamar una grúa, mientras que otras no lo harán a no ser que demos un parte  con culpa. Por ello, puede ser más interesante tener el seguro de coche en la primera, aunque la bonificación que podamos alcanzar sea menor.

Como puedes comprobar, no todo es tan bonito cuando hablamos de bonificaciones. Todos nos cegamos cuando vemos que podemos llegar hasta el 65% en una compañía, pero no nos damos cuenta de que alcanzar ese porcentaje es prácticamente imposible debido a los años que nos hacen falta para llegar a ella y a las políticas de penalización de la compañía.