Alquiler de coches con seguro o seguro con alquiler de coches

 

Muchas son las personas que utilizan los autos alquilados o alquiler de vehículos como quieras llamarlo, por diversos motivos o razones diferentes. También hay muchas maneras de  usar un vehículo alquilado de acuerdo a las políticas de seguros de  vehículos. Las dos principales formas son: priorizando  el valor de una póliza de auto propia y los costes agregados por el hecho de haber incluido un extra, por supuesto este extra es opcional, también el costo de tener que contratar el auto en el caso que este no posea una póliza y el mismo reciba algún tipo de reclamo posterior.

El otro caso es cuando una persona posee su propio coche y por ende su propio seguro, y por alguna razón éste desea alquilar otro vehiculo y utiliza el seguro propio para cubrir los riesgos adquiridos al alquilar un vehiculo, en lugar de utilizar el seguro que la compañía de alquiler de vehículos le esta proporcionando.

Este proceso puede llegar a ser algo complejo, ya que posee un potencial de dificultades rebosantes, pero así también puede representar una suma importante hablando de la parte económica.

El primer paso del proceso se compone por el accesorio de la inclusión de la cobertura de la compañía de alquiler de vehículos con la póliza propia del asegurado. Esta opción en casi todas las empresas de alquiler de coches es casi segura, ya que la habilitan sólo a los usuarios con el seguro propio a todo riesgo, es decir si su seguro o póliza no es a todo riesgo, suena casi imposible poder utilizarlo con algún vehículo alquilado.

Las compañías de seguro ofrecen ésta clase de pólizas extras o adicionales como una forma de beneficio económico y cada una de las políticas sin excepción alguna es evaluada por méritos propios.

La gran mayoría de las empresas de seguros ofrecen a sus usuarios y asegurados la opción adicional de habilitar un automóvil alquilado en caso que el vehiculo propio del asegurado no este disponible, usualmente como resultante de algún accidente o robo del mismo. Pero también es así que este coche o vehículo que la aseguradora pone a disponibilidad de su asegurado tiene un tiempo límite de uso, por lo general unos 14 días. Digamos que al cabo de los catorce días su propio automóvil todavía no está reparado y a disposición, debería devolver el auto que la empresa le ha facilitado en la modalidad de préstamo, en estos casos la empresa ofrece la opción de seguir alquilando el mismo vehiculo pero como siempre abonando una suma diferencial adicional, en algunos casos con descuentos por ser usuario de la empresa. Depende de cada compañía de seguros el costo o valor de esta opción, es decir que hay empresas que cobran una suma adicional y otras que dan como un beneficio extra o regalo por la adquisición de su póliza de seguros.

En los casos que debe abonar alguna suma adicional por el vehiculo alquilado se trata de un factor riesgoso a la hora de decidir si lo aceptas o no, ya que si eres de las personas que depende de un automóvil para ir al trabajo, llevar a los niños a la escuela u otras cosas, podría resultar mayormente económico en alquilar un auto en el caso que tu auto este averiado o no este disponible por cualquier circunstancia. En este riesgo el asegurado debe aceptar o desechar desde el momento de la compra de su póliza de seguros.

Como se mencionó anteriormente, la situación en que el usuario quiera traspasar su póliza propia a un automóvil alquilado, antes debe asegurarse y comprobar que su póliza permita hacer esta clase de transacciones y no tener alguna multa por el hecho de no estar correctamente informado sobre el mismo. Las compañías aseguradoras usualmente solicitan un nivel mínimo de cobertura por parte de la compañía de alquiler, sin importar lo que cubra el contrato de seguro propio .