Ya se fabrica el nuevo Hyundai i10 2014

La dominante surcoreana ha iniciado la producción de un renovado i10. El auto urbano se presenta más ancha y larga respecto a su predecesora. También es un poco más baja. ¿Por qué? El concepto es ampliar la capacidad interior para garantizar el confort de los pasajeros. Mayor soltura, mayor cabida, más imponente.

Los principales cambios:

Entre las mejoras presentadas oficialmente en el Salón de Frankfurt, resaltamos la optimización de ruidos. Hyundai también ofrecerá la opción de un motor GLP de tres cilindros con capacidad de 67 caballos de fuerza, además del clásico naftero. También se presentará una versión de cuatro cilindros de 87 CV. Se disponen en transmisiones manual y automática (de 5 y 4 cambios de velocidades, respectivamente), además de las variantes y aditamentos básicos como ventanas eléctricas, dominio de estabilidad automática, aire acondicionado, control de velocidad de crucero, acceso y arranque sin llave, airbags en los asientos delanteros, faros LED, entre otros. Esta gama está dirigida especialmente al público europeo, los asientos del piloto y copiloto pueden brindar suficiente calor para tranquilizar cualquier tipo de inclemencia invernal. Se mantiene el número de puertas, destacando un modernizado diseño posterior (lo que en realidad mejor lo diferencia con relación a su antecesor).

Otro aspecto sustancial a tomar en cuenta, como se mencionó, es la capacidad. La maletera puede albergar 252 litros, como mínimo, hasta los 1 046 (con los asientos inclinados). Aspecto de carácter indispensable para el público joven que requiere de estas prestaciones, prefiriendo lo cómodo, versátil y económico a lo oneroso de un todoterreno.

En estos momentos, la sucursal de Turquía de la firma coreana ya está poniendo en marcha la fabricación del nuevo Hyundai i10. Aún no hay fecha de lanzamiento oficial. Esperemos un precio de introducción razonable y atractivo. Sin duda, un compañero de competencia respetable entre los urban, y especulamos que gozará de preferencias desde el inicio, indiscutiblemente.