Frenos ABS y su importancia

Los frenos con El Sistema Antibloqueo  ABS es un método de seguridad que cada día tiene más importancia, tanto así que ya es un requisito para comprar un auto.

Seguramente usted ha oído acerca de los frenos ABS. Por ejemplo, los vendedores resaltan el hecho que el carro cuenta con este sistema para satisfacer a los clientes y cuando sabemos que nuestro auto goza de este beneficio, estamos tranquilos.

Pero, ¿alguna vez nos hemos preguntado qué es y cómo funciona? Pues bien, el sistema de ABS fue creado por la empresa alemana Bosch en 1978 y la mayoría de las marcas de autos lo implementaron en sus modelos a mediados de los 80´s.

La Asociación de Fabricantes de Automóviles Europeos, desde el 2004, viene impulsado la inclusión del ABS en todos los modelos que salen de fábrica, siendo complementado con el cinturón de seguridad y el airbag que, actualmente, son imprescindibles para la seguridad del usuario.

El ABS (Antilocking Brake System) o Sistema Antibloqueo de Frenos, como su nombre lo indica, está encargado de evitar que las ruedas del auto se bloqueen y perdamos el control del mismo (en caso el conductor realice una frenada de manera sorpresiva o abrupta), especialmente en circunstancias de lluvia, granizado o barro, en las que es común que una rueda se bloquee, perdiendo el control del vehículo, con muchísimo riesgo de accidente grave.

Los autos que cuentan con este sistema tienen unos sensores de velocidad en cada rueda para determinar si una o más ruedas están por bloquearse. Si esta situación se está dando, los datos recogidos por dichos sensores llegan a la computadora y esta, de acuerdo a la información, activa unas válvulas que reducen la presión en las ruedas que están a punto de bloquearse.

Esta acción no hace que el auto pierda fuerza al frenar, por lo contrario, mantiene una potencia necesaria para detener el carro. Lo que el ABS evita es que, al frenar de una manera imprevista, el auto patine, por lo tanto no pierda el control del mismo y cause un fatal accidente.

Los autos que cuentan con el sistema de frenos ABS tienen ciertas ventajas sobre los autos que no cuentan con este método de seguridad, por lo tanto pueden:

1.- Reducir la distancia de frenado (solo en pavimento seco)

2.- Mantener la trayectoria cuando se frena en curvas.

3.- Mantener la direccionalidad del auto durante una frenada de emergencia.

Los frenos con ABS son más sensibles debido a los sensores de velocidad. Su mantenimiento no se diferencia mucho con el de los convencionales. Lo ideal es que al momento de realizar algún cambio en los frenos se realice con mucho cuidado, pues un movimiento brusco puede dañar un componente del ABS y hacer que su funcionamiento -al momento de la verdad-, no sea el indicado.

La utilidad del sistema ABS se pone a prueba en situaciones desfavorables, donde tenemos que tener toda la ayuda posible para evitar causar un accidente.

El sentimiento de seguridad que genera en los conductores este sistema de frenos ABS es tan grande que las compañías que fabrican motos ya las están empezando a usar.

Fuente: TodoAutos