Consejos para mantener buena visibilidad en el auto

Consejos prácticos para la limpieza del auto y mejorar la visibilidad y aspecto del automóvil.

Tip número 1: La limpieza de las lunas para mayor visibilidad

El primer tip está referido a la limpieza de los vidrios de tu carro. Éstos usualmente se llenan de polvo y pueden ocasionar pérdida de visibilidad a la hora de manejar. Para proceder a su limpiado lo más recomendable es haber manguereado tu carro previamente.

Pero como la mayoría de peruanos queremos ver brillar a nuestras poderosas naves tratamos de utilizar productos como la cera de pintura que, finalmente, luego de la primera lavada, dejan sus restos que muchas veces hacen que el limpiaparabrisas termine esparciéndolo por las lunas principales. Por ello luego de esta manguereadas, debemos pasar un paño seco.

Si la flojera invade nuestros cuerpos y no queremos manguerear o no podemos, lo recomendable sería tomar una esponja con jabón y agua caliente y proceder a refregar para sacar la suciedad en las lunas y así mejorar la visibilidad exterior e interior.

El interior también almacena gran parte de la suciedad y es muy cierto que no estamos acostumbrados a lavar o limpiar el carro por dentro, así que con la ayuda de un trapo ligeramente húmedo se podrá sacar esas impurezas.

Tip número 2: El mantenimiento casero de los limpiaparabrisas

Este paso está referido al mantenimiento del limpiaparabrisas. Estos objetos son los que muchas veces nos salvan la vida en esta ciudad con ocasión de lloviznas y cielos nublados casi todo el año. Incluso una simple garúa hace que el polvo que se pega en las lunas se transforme en barro y finalmente ensucie los limpiaparabrisas, además de envejecerlos.

Cuando procedemos a limpiar las pequeñas escobillas del limpiaparabrisas, debemos sacarlas y empezar a eliminar el polvo con un trapo blando humedecido y que, preferiblemente, este con un líquido que limpie lunas. No es recomendable aplicar objetos duros como cepillos con cerdas metálicas por que se pueden dañar las plumillas.

Con el clima de la capital y su humedad es posible que el caucho de la escobilla del limpiaparabrisas se honguee y posteriormente se rompa, es allí donde debemos proceder al cambio de las plumillas.

Tip número 3: La revisión del lavaparabrisas

Para muchos, el lavaparabrisas es vital y no dejan de tener razón. Si queremos darle un buen mantenimiento debemos asegurarnos que se cuente con el suficiente líquido para su óptimo funcionamiento.

Las versiones del líquido lavaparabrisas las podemos encontrar en supermercados y vienen en versiones para disolver, es decir hay que prepararlos, aunque otras simplemente vienen como una mezcla ya elaborada.

Lo importante es percatarnos de que el envase donde se almacena tal elemento no este vacío o con niveles bajos, de lo contrario hay que proceder a llenarlo.

Esperamos desde ya que tomen en cuenta estos pasos y mejoren su visibilidad y tranquilidad al andar por las pistas.