El primer coche de aire comprimido

El aire comprimido es un elemento que todavía no está excesivamente extendido, pero teniendo en cuenta la actual tendencia del público a hacerse con vehículos cada vez más ecológicos, algunos fabricantes están considerando su introducción ya sea como apoyo o incluso como elemento único de propulsión.

Por ello hemos creído oportuno presentar el primer vehículo que funciona con aire comprimido. Su nombre es AirPod, y es un vehículo de tres ruedas (triciclo) y tres plazas fabricado por Tata que, después del fracaso obtenido tiempo atrás por las pruebas de impacto que no le permitieron entrar a Europa, en esta ocasión ha querido sacar todo su arsenal y sorprendernos con esta capsula curiosa. No obstante, para ser realistas, este vehículo ha sido diseñado y creado por MDI, aunque Tata ha aportado la inversión para conseguir hacerlo una realidad.

Cuenta con una velocidad máxima de 70 Km/h, lo que prácticamente lo limita a su uso dentro de poblado, pero a su vez dispone de una autonomía de 220 Km gracias a su tanque de aire comprimido de 175 litros que se encuentra sometido a una presión de 350 bares. Esto nos da unos números de aproximadamente 1,5 € por cada 200 Km, sin duda una cifra verdaderamente tentadora si la comparamos con los 18 € que puede costar como mínimo utilizando motores de combustión tradicionales, e incluso hasta más de 20 si circulamos por ciudad.

La potencia máxima es de 5,45 CV por lo que podría ser que en España y países similares en cuanto a normativas de circulación permitirían que fuese conducido con un carné de ciclomotor.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *