Compañías aseguradoras de coches

En el frenético mundo en el que vivimos hoy, cada vez nos exponemos más a peligros y accidentes como consecuencia de ir con prisa a todos lados. Se puede apreciar en las imprudencias que algunos conductores cometen en sus desplazamientos, en los que por llegar un minuto antes al lugar al que van, se arriesgan a realizar maniobras en las que no solo ponen en riesgo su propia integridad física, sino también la del resto de las personas que circulan a su alrededor.

Las compañías de seguros intentan que los usuarios sean conscientes de que no sale a cuenta ese peligro, y lo hacen al incrementar el precio del seguro a los conductores que tienen mayor cantidad de accidentes. El principal interés de este incremento económico es que al menos por ahorrarse algo de dinero los conductores se lo piensen dos veces antes de poner en graves aprietos con sus acciones a cuantos se encuentren por el camino.

Estos desaprensivos encontrarán complicado calcular seguros de coche baratos y a su alcance, llegando incluso a no poder asegurar sus vehículos con ninguna compañía, debido a que estas cruzan sus datos para avisar al resto de profesionales del sector del riesgo que entraña colaborar con este tipo de clientes.

Si bien es cierto que las compañías de seguros de coches son un negocio, y que el incremento en las primas de las pólizas es principalmente para mantener sus márgenes de beneficios, no podemos obviar que gracias a que aumentan los precios a las personas que tienen mayor índice de accidentes al menos se consigue reducir en algo la siniestralidad en nuestras carreteras.