Ventajas de los coches híbridos frente a los de combustión interna

Cada vez hay una mayor cantidad de fabricantes de vehículos que optan por crear nuevos automóviles eléctricos o híbridos. La razón es que se trata del futuro del automóvil, ya que cada vez más el precio del petróleo sube como la espuma, por lo que cada vez es más difícil llenar el depósito, además de que los vehículos híbridos producen una menor cantidad de dióxido de carbono (CO2).

Sin duda, la principal ventaja de los vehículos híbridos frente a los de combustión interna es que permiten un considerable ahorro de combustible, alcanzando una cifra aproximada en torno al 30 %, ya que consumen una menor energía para recorrer la misma distancia.

Al consumir una menor cantidad de carburante, también disminuye la producción de CO2, y teniendo en cuenta la situación actual de nuestra naturaleza, la tendencia hacia este tipo de vehículos es lógica.

El principal objetivo en este tipo de vehículos, además de disminuir el consumo es encontrar el modo de conseguir un mayor desarrollo manteniendo el consumo estable.

Por otra parte, el funcionamiento de este tipo de coches es mucho más silencioso, los costes de mantenimiento general se reducen considerablemente, ya que no suelen tener ni embrague ni correa de distribución. Los frenos se utilizan menos, por lo que se ahorra en pastillas de freno.

Además, la fiabilidad de este tipo de vehículo es mayor, ya que consta de dos motores, y entre ambos se apoyan, reduciendo el esfuerzo que tendría que hacer tan sólo uno, lo que se traduce, entre otros, en un menor desgaste de piezas.