Clasificación de los coches híbridos

En cuanto a los coches híbridos, podemos considerar dos tipos de clasificación atendiendo al principio de funcionamiento y al principio de influencia del motor eléctrico dentro del conjunto.

En cuanto al principio de funcionamiento encontramos tres posibilidades:

  • Coche híbrido de serie: En este caso, el motor térmico (de combustión) no está conectado a las ruedas, sino que su función es la de crear electricidad para recargar las baterías a través del movimiento de un generador. Sin embargo, el motor eléctrico es el encargado de mover las ruedas.
  • Coche híbrido en paralelo: Cuando nos encontramos un coche híbrido en paralelo, el motor de combustión es el principal, siendo el eléctrico un motor suplementario que apoya al principal. El resultado es que encontramos una suma de potencias cuando estamos circulando.
  • Coche híbrido combinado: Estamos ante el sistema más complejo, ya que ambos motores, eléctrico y de combustión, pueden funcionar independientemente el uno del otro o incluso a la vez. Por norma general, cuando iniciemos la marcha será con el motor eléctrico, y a partir de una determinada velocidad, entrará en funcionamiento el motor de combustión.

Si nos basamos en la representación del motor eléctrico dentro del conjunto del vehículo, podemos encontrar tres variantes distintas:

  • Coche semihíbrido: En este tipo de coches encontraremos un motor poco potente y cuya función es la de apoyar al motor de combustión.
  • Coche híbrido puro: El motor eléctrico cuenta con algo más de potencia, y tiene la posibilidad de iniciar la marcha del vehículo por sí mismo, e incluso circular a bajas velocidades sin la necesidad de apoyo.
  • Coche híbrido enchufable: Es el motor más potente, y permite que el vehículo funcione utilizando sólo el motor eléctrico durante largas distancias y a grandes velocidades. La autonomía de estos vehículos se encuentra entre 20 y 50 Km.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *