Ya sea en un aparcamiento privado

big-product-img-1 - Copy - Copy - Copy

Ya sea en un aparcamiento privado o en un aparcamiento público de los que se construyen en un centro comercial, lo cierto es que unos topes de estacionamiento forman parte de la lista de materiales que deberían comprarse sí o sí a fin de evitar los típicos problemas que generan las plazas de estacionamiento diseñadas para coches de juguete en los que encajar un vehículo 4×4 resulta casi merecedor de un trofeo por dicha hazaña, y si se consigue hacer sin dañar el coche uno se merece correr directamente en la F1.

 

Obviamente un tope de aparcamiento no impide que pueda llegar alguna persona descuidada al que no le importa su coche y que por lo tanto no tiene problemas en aparcar “al toque”, dañando el coche en el que se apoya a la hora de estacionar. Pero al menos gracias a este tope uno puede aparcar con la tranquilidad de que no va a golpear una columna o un muro, que al fin y al cabo es lo que realmente provoca serios daños en el coche que solamente pueden arreglarse pasando por el taller.

 

Así que, sea cual sea el caso, un tope de esta categoría es algo a tener muy en cuenta a la hora de cuidar el coche, y es que prevenir es mejor que curar de modo que aprovechando lo simple que resulta instalar este objeto y lo barato que es comprarlo, uno no debería dejar pasar la oportunidad de cuidar su coche a la hora de estacionar.

Una respuesta a Ya sea en un aparcamiento privado

  • Iva Cardenas dijo:

    Absolutamente impresionante. Vaya trabajazos haces. Ese coche sin duda se lo merece. Además, es un trabajo muy agradecido y reconfortante. Enhorabuena.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *