¿Sabes para qué sirven en realidad los conos tránsito?

Es común verlos en carreteras, estacionamientos o sitios en los que haya paso de vehículos. Los conos de tránsito son comúnmente utilizados para avisar a los conductores  sobre zonas en obras o algún accidente.

Por lo general son de color naranja, amarillo o rojo, ya que el brillo de estos colores permite que sean vistos con mayor facilidad. No se requiere de una mayor habilidad para colocarlos y mucho menos de un procedimiento específico, sólo se debe encontrar el lugar adecuado que se desea señalar.

Son varios los accesorios que se le pueden agregar para hacerlos más llamativos, así como para proteger su color del sol o hacerlos más fácilmente distinguibles en la oscuridad, gracias al uso de una cinta especial que reacciona a las luces de los faros que se coloca en punta del cono.

Gracias a su versatilidad y facilidad de fabricación se ha convertido en un instrumento de señalamiento estandarizado y usado en gran parte del mundo para delimitar espacios, controlar el tránsito, crear puntos de control móviles, demarcar zonas de construcción o marcar la ruta de un determinado camino.

Los conos de tránsito resultan una inversión a la que se les puede sacar mucho provecho: son ligeros de llevar, tienen una forma y colores fácilmente distinguibles y están diseñados para resistir impactos y golpes.

Aunque sea para colocarlo delante de un vehículo en caso de un accidente, un simple cono de tránsito puede darte una sensación de seguridad que muchos de nosotros pasamos por desapercibido.

No obstante, los conos de tránsito no servirían de nada si no existiera una educación y conciencia cívica que induzca a las personas a respetar estas señalizaciones que, aunque no lo parezca, puede representar la diferencia entre la vida de la muerte.

https://www.youtube.com/watch?v=k9oc1A1ktvY