Elementos esenciales en la seguridad de un cochecito de bebé

 

Entre los aspectos que siempre se deben tomar en cuenta al momento de comprar un cochecito de bebé, está la comprobación de qué ofrece en el área de seguridad, tanto para el niño o niña, así como para los padres.

 

La seguridad al momento de plegarlo es fundamental, ya que si bien el hecho de poder plegar un carrito nos dan grandes ventajas para movilizarlo con facilidad; ya sea guardándolo en el automóvil o en alguna parte de la casa; también genera una preocupación latente: la posibilidad de que la estructura se abra por sí sola cuando se encuentra doblada. Lo ideal es que posea un sistema similar al que poseen los paraguas, donde existe un mecanismo que impide que se abran a menos uno lo disponga.

Los frenos siempre deben estar operativos, este es otro aspecto esencial. Es necesario que las ruedas, en especial las traseras, tengan algún tipo de mecanismo que garantice que el cochecito se mantendrá estático, además que su activación se pueda realizar cómodamente mientras se esté manejando. Por otro lado, nunca olvide revisar el sistema de frenos antes de comenzar un paseo, de esa forma podrá corroborar que está funcionando correctamente.

 

Una de las mejores maneras de hacer que su bebé permanezca seguro en el cochecito es mediante los cinturones y los arneses. Esto se aplica sobre todo cuando el infante tiene un comportamiento hiperactivo o revoltoso, así como cuando es muy pequeño. Con un buen sistema que se acople perfectamente al cuerpo del bebé, aumentará en gran medida la seguridad al momento de pasear a su pequeño.

 

También es importante tomar en cuenta que los cinturones tienen que ser regulables de manera sencilla, a razón del crecimiento que tendrá el niño, o niña, haciendo necesario que se deban adaptar con comodidad sin que ejerzan demasiada presión.