Antes de instalar Sunroof a tu vehículo, lee esto

 

El sunroof es indudablemente un elemento que, más que útil, ofrece características de elegancia y estética a nuestro automóvil, además de favorecer la sensación de frescura e invitándonos a un diálogo con el espectáculo del cielo.

Respecto a que si es recomendable instalar sunroof, prevemos que de acuerdo a la constante demanda de instalación de este accesorio, notamos una recomendación cada vez mayor, más que nada en situación con el coche transcurriendo en verano, desde cuyo cuadro visual disfrutamos la frescura del aire, equilibrando la impresión de calor.

El mercado ofrece “quemacocos” de diversos tamaños, calidad y con funciones de empleo manual o eléctrico. Esto no quiere decir que sus peculiaridades lo eleven a la condición de complemento imprescindible. Tome en cuenta que manejando su vehículo en carretera con el sunroof abierto, se impondrá el frenado natural provocado por la inercia del aire y se exigirá del motor más recursos de combustible. Pero este no es un fundamento realmente grave. Lo cierto es que no provoca casi ningún inconveniente. Más iluminación natural, más proyección de lujo e incluso puede acrecentar su valorización cuando decida vender su coche con este aditamento incluido.

Se recomienda que la instalación sea ofrecida por un especialista en tales menesteres y que se emplee un sistema de techo solar que goce de respaldo y reconocimiento, ya que de lo contrario, se puede sufrir de deficiencias de permeabilidad. La marca dominante es la alemana Webasto. Es la preferida por garantizar prestaciones de alta calidad. Sus suministros poseen certificación internacional y son constantemente sometidos a pruebas que simulan todas las condiciones posibles que probablemente soporte.

El mantenimiento no reclama atenciones especiales, tan sólo los mismos cuidados que se tendría con las ventanas eléctricas. No todos los automóviles son aptos para ser cortados y colocarles el “Open-air”. Tenga en cuenta que el armazón puede resultar seriamente dañado, en caso de impacto, más que en condiciones originales. Converse con su técnico acerca de las condiciones de su automóvil para practicarle la añadidura del accesorio, no ponga en riesgo la integridad de sus eventuales pasajeros.